Páginas

martes, 21 de marzo de 2017

21ª Jornada/X año: Miércoles, 15 de marzo de 2017



En el día de los mensajes

Se reúnen en la cafetería Santander mensajeros desplegando su rol de ingenio, de inventores en unir palabras. Mensajes para los sueños, de lo divino, lo humano e infrahumano. La reunión se inicia con solo dos y mientras esperaban a otros; Paco y Javier charlan con acento coloquial y Paco le habla de la tertulia republicana, de su decadencia actual y de su antiguo esplendor y entre los grandes tertulianos y ponentes le nombra a Puente Ojea recientemente fallecido. De cómo se llevaban bien, le comunicó que el Borbón cuando era novio de la griega iba mucho por Atenas y el hermano de la griega hizo tal amistad con el Borbón que ambos se dedicaron al tráfico ilegal de coches deportivos. Javier le dice, fue el embajador de la Santa Sede, sí, contesta Paco y ese revés de que le destituyera le benefició. Él tenía la carrera diplomática y educación jesuita y a partir de ahí se hizo autodidacta y tal su evolución que terminó siendo marxista y cofundador de Europa Laica. En ese instante entra Rocío y pisándola los talones Juan Manuel y Aure y el coloquio se corta.

El Jefe muy serio se dirige a Paco: hoy te toca la bitácora. ¿Cómo?, si yo no soy intelectual. Rocío salta, por eso al ser pocos te toca. Se queda susurrando, esto parece el artículo 33. Aure, no le gusta la palabra intelectual y nos canta con su visita a Murcia una canción popular: La ruina de una casa/ la vieja por lo que gruñe/y el candil por lo que gasta. El Jefe puesto en su sitio ordena a Paco que presente su mensaje y éste, lee varios haikus, se comentan y algunos se corrigen. Los mensajes de Paco son humanos, señala uno corregido: En rizo blondo/ el niño juguetea/ e irradia luz

Javier no trae mensaje y da paso a Rocío, mensaje dedicado a los siete pecados capitales, llevan implícito una crítica y con ello un apoyo a la Naturaleza. Entra en escena Juan Manuel, constructor de instrumentos musicales, se le comenta de algunas notas y acepta algunas modulaciones. Interviene Aure, en palabras para Celia Viñas: semblanza divina realizada entre Aure y su hermano Luis.
Unos minutos antes de terminar Aure, han entrado Miguel, David, Ana González y Vicen. Miguel, poeta de amor se pone de pie y nos larga el mensaje social: mirar el grito contenido… y se marcha. 

David da paso a Ana: mensaje humano pegado a tierra. A continuación entra Vicen polemista y arma el caos. Los diferentes mensajeros le apuntan que debe de ser la primavera, pero hay quien piensa que tal vez está reprimido por no poder descargar la hinchazón de las pelotillas e indirectamente le insinúa: que según Darío Fo, en EE.UU, el 60 % de las mujeres no conocen el orgasmo. Y le recalca una sociedad re-pri-mi-da.

En la mitad del caos han entrado los mensajeros María Jesús y Carlos Ceballos. María Jesús, poeta en prosa de lo infrahumano, nos lee dos relatos cortos de su género. Carlos Ceballos después de los saludos, nos cuenta sus proyectos, pero no nos trae nada y a esto David se dirige a él para que lea un poema dedicado al padre de Eladio Cabañero y al no sabérselo de memoria Javier entra en la tablet y lo lee, magnífico para los presentes, por su emotividad  su sencillez y armonía. Animado Javier nos lee otro de mismo tema titulado la gabardina de mi padre, de Fernando Beltrán, con la opinión generalizada de que le sobran unos versos. Javier sigue animado y a continuación nos lee otro de José Hierro del poemario Diario de New York. Quitando a una minoría no gusta. Paco se refiere como poema floreado y que por supuesto no casa con el tema, tiene tanta belleza el continente que se olvida el contenido. Carlos Ceballos asienta y dice más, de ritmo fácil. La hora se echó encima y se levanta el movido día del mensajero.


Francisco Fenoy
21 de marzo de 2017

martes, 14 de marzo de 2017

20ª Jornada/X año: Miércoles, 8 de marzo de 2017

Gloria Fuertes.
28 de julio de 1917, Madrid
27 de noviembre de 1998, Madrid

Bitácora del día 8 de Marzo (Día de la mujer)

Por ser el día que es he elegido algunos pensamientos-versos de mujeres notables que a la vez que nos hacen pensar también provocan una sonrisa.
Comienzo y termino mi Bitácora con citas -versos de mujeres.

Versos de Gloria Fuertes.

Soy solo una mujer y ya es bastante,
con tener una chiva, una tartana
un “bendito sea Dios” por la mañana
y un mico en el pescante.
Yo quisiera haber sido delineante
o delirante Safo sensitiva
y heme,
aquí
que soy una perdida
entre tanto mangante.
Soy sólo una mujer, de cuerda entera,
soy solo una mujer y ya es bastante.

Esta noche comprendo...

Porque bebe Novais
porque canta Renata
porque Rita se esconde
porque fuma una monja
porque estamos tan solos...
---
Comenzamos nuestra travesía este día tan significativo para todos los que trabajamos con la palabra, hombres y mujeres unidos por las letras, por un afán de justicia que es lo mismo que trabajar por el respeto al diferente.

Tiene la palabra Juan Antonio, que nos regala un poema cuyo título ya es un poema: Huellas de Libertad. Algunos preciosos versos que dicen.”La lumbre en tu retina es cierta” “No hay en la tierra mayor contento que alcanzar la libertad”.

Juan Antonio poeta lleno de sentimiento nos ofrece un poema con una nueva palabra que incita a comentarla:”glubea” parece se que viene de glú, glú, glú.

Sigue Francisco Fenoy. Entusiasta del HAIKU, poemas orientales con apariencia sencilla pero difícil de lograr su perfección, ya que sus normas son severas y no deben de transgredirse porque si se hace ya no es un Haiku, es un simulacro del mismo. Fenoy ha logrado uno muy bello:

El fresco fluye
de la fronda sedosa. 
La noche avisa.

Carlos nos deleita, como suele ser su costumbre con un relato hilarante: ¡Qué pena de mi médico! El título nos anuncia que seguro que vamos a sonreír.

Esquicio (menudo nombrecito) visita a su médico, el mismo que visitaba su padre, se llamaba Rodrigo. Tienen un divertido debate sobre el color de las pastillas, es verdad que cada color tiene un significado al menos (metafisicamente hablando) en medicina parece ser que también. El joven estaba interesado en las pastillas  blancas, quería subir su libido a tope. Hay un toma y daca con las palabras:”lo tuyo”, “lo mio” al menos a mí me mantienen atenta con las ganas de saber el significado, pero no logro averiguarlo. Al final Esquicio se despide algo molesto y dice: "no quiero tus pastillas saben a cadena usada, mañana estaré mejor, yo quiero oler a esperanza".

Es mi turno. Llevo un tiempo estudiando la vida y obra de Gloria Fuertes, recordada como la poeta de los niños solamente, gran error, ella es eso y MUCHO MÁS.

Ha creado escuela con su forma personalísima de decir, de escribir el verso. La conocí hace años, siempre me entusiasmó su fina ironía, sus juegos de palabras, su poesía clara, su rebeldía. Puede escribir temas sociales, amorosos, críticos sin perder la sonrisa como demuestran estos versos. No me catalogues/ no me catafalco/ no me catadiñes/ seria desfalco.

El amor, ese tío esporádico; He explorado todo...
¡Que inquietud!
¡Que ansiedad!
¡Que celos medievales!
¡Que falta de sereno
     --ambiente-
¡Que bobada!

Ella quería ser un inmensa aspirina,
que quien me cate se cure.

Seguimos con Rocío, sus relatos no suelen pasar desapercibidos. Nos cuenta una historia de una pareja que se conocen en el metro y tienen una cita a los siete días para conocerse mejor. El relato se titula: Con el jersey al revés. Ella con su riqueza de lenguaje y su bella forma de leer lo hace ameno, aunque quizás es demasiado largo y no tiene el final sorpresivo al que nos tiene acostumbrados.

Seguimos con Alberto, en nuestra tertulia hay estupendos relatistas, y Alberto sin duda es uno de ellos. Su relato se titula: El quinto mandamiento.

Comienza diciendo: No matarás- pero si matas hazlo bien, hazlo a ritmo de un tango.
Alberto tiene un humor negro que sabe utilizar muy bien.

Cristina nos dedica un bello poema sobre la vida: Vuelve a empezar, es el título. Siempre comenzamos, nos caemos y nos levantamos constantemente. Buen tema.

Marisol trae un largo relato titulado: Me ofrecieron un día.

Ana nos habla de una interesante página en Internet de mujeres poetas.

María Jesús nos lee, como es su costumbre, un mini relato de cincuenta palabras, ella es especialista en hacerlos. Se titula El Viaje: nos cuenta la historia de un viajero que empieza su viaje en el líquido amniótico, placentero y relajante, hasta un terrible campo de concentración.
Tema atractivo que desgrana en cincuenta palabras.

Es el tuno de Alma. Su nombre ya es un poema.
Nos lee un poema titulado: La Murallas. El contenido es el dolor que soportan las murallas a lo largo de los siglos. ¡Cuántas cosas podrían contarnos esas viejas piedras!
Es un poema muy sugerente.

Termino con más citas de mujeres.

La vejez con amor es como un invierno con flores
Josefina Aldecoa.
---

Nos dice la pintora Frida Kahlo;

Estoy bien...   Bien hundida, bien decepcionada, bien vacía, bien harta, bien rota, bien triste, bien cansada.
Definitivamente, estoy BIEN.
---

Isadora Duncan;
Yo he sufrido realmente por el excesivo respeto y admiración que he inspirado
----
Lo mejor de mi te lo doy, lo peor lo transmuto en rosas.
Isabel Morión.
---

Madrid, día 8 de Marzo del año 2017.
Isabel Morión.

domingo, 5 de marzo de 2017

19ª Jornada/X año: Miércoles, 1 de marzo de 2017

la vida es como una caja de bombones... 



Decía Tom Hanks en Forrest Gump, que "la vida es como una caja de bombones, nunca sabes lo que te va tocar". La tertulia del 1 de marzo viene con su caja de bombones de la mano de Cinta, que asegura que es por su cumpleaños. Ella no lo sabe, pero para nosotros no cumple, que siempre está preciosa y eterna. La caja es de color naranja y tiene una bandeja de diseño elegante. La abre, la deja encima de la mesa, y luego decide pasarla y ofrecer a todos. Con cada bombón, un beso. 

Monalisa es un bombón de chocolate con leche relleno con canela y nuez y que tiene un sabor curioso como el de las mujeres líquidas de las historias de Marisol. Su protagonista se llama Teresa y calza unos zapatos de lunes aburrido con los que visitar a su amante. Las mujeres líquidas lo mismo hablan de fetichismo, que de amantes, que de trabajo. La mujeres líquidas hablan, viven y están ahí. 

Valentine es otro bombón, éste de chocolate con leche relleno de mermelada de albaricoque, un bombón dulce y guapo como también es dulce y guapo Aureliano, al que le advierto que no me faltan gafas. Sus versos se deslizan entre guantes y circo, desde un Guant-ánamo escrito a su manera hasta una pista bajo la lona donde una mujer aparece a los compases de un vals ocultando su rostro y sin que apenas suenen aplausos. 

Manon Crips es un bombón de chocolate con leche relleno de avellana crujiente. Quizá el bombón que se comerían los protagonistas del relato de Rocío justo después de que ella encontrase un libro en el metro y él supiera que lleva el jersey del revés. Dos más de los que viven en una gran ciudad, que se conocen y que son capaces de reincidir en su encuentro. Un bombón que se nos queda a medio mordisco sin saber todavía qué pasa con ellos. 

Angers es un bombón que tiene matices de chocolate negro y naranja, lo mismo que los haikus de Fenoy, el Sr. Fenoy de la Penibética, el Sr. Fenoy de la Alta Andalucía. Haikus que hablan de una soledad donde la luna es la muerte y donde un verso, "nublo marcado", Fenoy lo explica diciendo que es porque estaba nublo y porque estaba marcado. Imposible ser más preciso. 

Diamant es de chocolate negro y está relleno de crema de plátano, mezcla de fantasía como el microrrelato de Alberto. Sube, baja, vuela, pinta. Sólo fantasía no hay más. Y la fantasía no es trampa. 

Passion, con dos eses, es un bombón relleno de caramelo, y pasión, solo con una, es lo que pone Javier en todo lo que hace. Hoy nos lee dos relatos cortos del libro de Jorge Espina "Desde las ventanas del sótano", título tan sugerente como el título del primer relato "Anadiplosis aguda", y que tiene dos partes, la primera un diálogo entre modernos, la segunda, uno entre filólogos que juegan a discutir sobre el uso de los pronombres. 

Marseille es un bombón de chocolate con leche, bombón clásico de sabor a "lo de antes", como el relato de Cinta que juega a no pasar las 500 palabras, y que arranca de un modo soberbio con una Manuela que se pasaba los días cosiendo sacos a tres perras chicas cada uno. Imposible empezarlo mejor, y más aún con un título que sugiere lo que podemos ver desde la azotea. 

Hearte es chocolate con leche relleno de avellana. María Jesús le ha quitado un cero a las 500 palabras de Cinta y se han quedado en 50, justas, medidas, precisas, sin una de más ni una menos. Pero en 50 palabras se puede decir mucho. Trae dos microrrelatos donde juega con anáforas en ambos para llevarnos desde lo que pasó aquel verano a lo que sucede por la culpa de los bajos. María Jesús sabe medir palabras con la precisión de un perfecto cuentaletras de diccionario. 

Chloe es un bombón de chocolate relleno de crema de frambuesa. Un sabor que acaricia el paladar como la voz de Alma acaricia el oído al regalarnos dos poemas que llegaron de una época de creación en la que ella confiesa sufrió sarpullido poético. La voz de Alma nos pasea por la ciudad donde, desde un mirador, sentimos los latidos de la calle y nos envolvemos con una luz encalmada, sí, encalmada, ésa luz que abraza deseos imposibles. 

Punto y final a una tarde llena de charla y bombones, una tarde en la que no fuimos muchos pero a la que le supimos sacar lo mejor. 

 
Alberto Ramos Díaz
3 de marzo de 2017

domingo, 26 de febrero de 2017

17ª Jornada/X año: Miércoles, 8 de febrero de 2017

La poeta Marta López Vilar y Javier Díaz Gil, poeta y coordinador
de la Tertulia Literaria "Rascamán"

La poeta Marta López Vilar en la Tertulia Rascamán


Dos semanas consecutivas hemos disfrutado en nuestra Tertulia de un encuentro con dos autoras excepcionales. Si la semana pasada disfrutamos con la poesía y la conversación de la poeta argentina María Eugenia López, en este segundo miércoles de febrero es la poeta española Marta Lopez Vilar nuestra invitada.

Junto a Marta un buen puñado de rascamanes acudimos a esta cita: Aureliano Cañadas, Horacio Herrera, Paco Fenoy, Marisol Elizari, Alberto Ramos, Rocío Díaz, Javier Díaz, David Lerma y una asistente especial, nuestra invitada de la sesión anterior, María Eugenia López.

Damos la bienvenida a Marta y le agradecemos que haya aceptado nuestra invitación. Leo para presentarla los datos que recoge Wikipedia:


Marta López Vilar

Marta López Vilar
Marta López Vilar.jpg
Información personal
Nacimiento1 de febrero de 1978 (39 años)
Madrid, España
NacionalidadEspañola
Información profesional
OcupaciónPoeta, traductora, filóloga
[editar datos en Wikidata]
Marta López Vilar (Madrid, 1 de febrero de 1978)1 es una poeta, traductora de literatura, profesora de universidad y escritora española. Mantiene una activa participación en eventos culturales y literarios tales como el reparto del Premio Cervantes, encargándose de labores como crítica literaria o comentarista de radio (Cadena SER) entre otras.

Biografía[editar]

Creció en el barrio Villaverde de Madrid, acudía al Instituto San Cristóbal de Los Ángeles (Madrid) y finalizó sus estudios en la Universidad Complutense de Madrid en el 2002. Es licenciada en Filología Hispánica y dispone de amplios conocimientos de portugués, catalán y griego por lo cual ha realizado varias obras de traducción literaria de poesía catalana, portuguesa y griega contemporánea. Estudió lengua, literatura y filosofía neohelénicas en la Universidad de Atenas. Es doctora en Literatura Española por la Universidad Autónoma de Madrid con una tesis sobre la mística y el simbolismo de las Elegies de Bierville de Carles Riba.
Por el libro De sombras y sombreros olvidados en 2003 obtuvo el premio “Blas de Otero” de poesía (Madrid, Amargord, 2007).1 En 2007 ganó el premio “Arte Joven de Poesía” de la Comunidad de Madrid por el libro La palabra esperada (Madrid, Hiperión, 2007). Su tercer poemario que llevará por nombre En las aguas de octubre está a punto de llegar a las librerías. Como traductora de literatura catalana ha realizado la edición y traducción de los libros Dos viajes al más allá (Madrid, ELR Ediciones, 2005) y las Elegías de Bierville de Carles Riba (Madrid, Libros del Aire, 2011). De igual forma ha publicado traducciones en catalán, portugués y griego en revistas como Salamandria, El Alambique, Hache o Revista Áurea. Sus poemas figuran en antologías como La voz y la escritura 2006 (Madrid, Sial, 2006), Hilanderas (Madrid, Amargord, 2006),2 Los jueves poéticos (Madrid, Hiperión, 2007) o En legítima defensa – Poetas en tiempos de crisis (Bartleby Editores, 2014). Asimismo, es autora de artículos y crítica de su especialidad en revistas como Clarín, Ojos de papel, o Cuadernos Cervantes.
Es profesora de la Universidad de Alcalá. Pasó un año en Debrecen (Hungría) como lectora nativa en un instituto bilingüe contribuyendo a la divulgación del idioma y cultura españoles en Europa Centro-Oriental.
----------------

Nos cuenta Marta López Vilar que esta publicación de Wikipedia fue un regalo que le hicieron sus alumnos del Instituto de Hungría cuando se marchó. También le regalaron un blog que se llama: "Un mensaje para Marta".

Nos explica algunos datos de su biografía, como su relación con el premio Cervantes: ella comentaba para la Cadena Ser de Alcalá de Henares la entrega del premio. Escuchamos en este vídeo sus palabras sobre el Cervantes y la Universidad de Alcalá de Henares:

Empieza la lectura de sus poemas con los del libro De sombras y sombreros olvidados, premio “Blas de Otero” de poesía 2003 (Madrid, Amargord, 2007)

El título del libro está tomado de un cuento de Cortazar. Este primer libro surge, nos cuenta, del deslumbramiento de la poesía de la experiencia.

Nos lee dos poemas:
- Insomnio con Montale y
- La falsa ciudad, que transcribo aquí:

La falsa ciudad

Te encontré en la ciudad que nunca conociste,
en la falsa ciudad de mi memoria,
en sus falsas avenidas donde transita la gente
que ama el invierno
y, por encima de todo,
tenerte para atrapar las palomas
de tu cuerpo cada noche.

Nos habla de Carles Riba, (Barcelona
1893-1959), poeta sobre el que escribió su tesis doctoral. Exiliado en el año 1939 junto con su mujer Clementina Arderiu. Nos confiesa que fue un deslumbramiento descubrir a Riba. Nombra el libro "Elegía de Bierville", un libro más espiritual que religioso. Decía Novalis "Hay que regresar al alma".

Nos cuenta en este vídeo la relación de Carles Riba y Antonio Machado y lo que hizo Carles Riba por Machado cuando cruzaron a Francia:


Nos lee ahora del libro "De sombras..." el poema siguiente:

VARIACIÓN SOBRE UN POEMA DE CARLES RIBA

Que jo no sigui més.
Carles Riba

Que yo no sea más ese error insalvable, el pájaro lento,
la ciudad de la sangre y el vino olvidado.

Que yo sea más

el rostro joven, viaje largo bajo el sol de agosto
que cae en un coche vacío
la palabra inundada de bosques
que echa su red en los ojos del hielo.

Que yo no sea más.

aquel septiembre de sombreros azules en nuestras cabezas,
las manos llenas de delfines
cambiando de sitio la luz
y el desorden
el corazón de isla donde las gaviotas
devoran el tiempo sin necesidad de minutos.

Que ya no sea más.

ni tú ni yo,
el otro lado de nuestros propios recuerdos
Que yo no sea más aquella que envejece
frente a ti al otro lado del puente,
la que espera la tormenta
allá donde late el oscuro corazón de la memoria

Que yo no sea más.

nadie

ni tan siquiera este amor ni la alegría

------

Su pasión por Grecia viene de cuando estudiaba en el Instituto y siguió después de conocer la poesía de Carles Riba.  Nos dice que quitando a Kavafis y otros dos poetas más, la poesía griega actual no se conoce.

"Todos tenemos una ciudad del alma física, una ciudad que nos hace", afirma. Para ella es Atenas. Hablamos de mitos: "Cada época tiene su mito. Para la generación actual puede que sea Sísifo el que más lo represente."

Ha visitado Grecia ya unas veinte veces. Grecia está ya plenamente en su libro siguiente La palabra esperada, (Madrid, Hiperión, 2007) que también tiene ya la influencia de la poeta portuguesa Sophia de Mello.

Recomienda que nos acerquemos a la obra de Sophia, lo que ella denominada "el estado puro": "La poesía es esa nada, el no decir, y que habita con nosotros".

Sophía decía que viajó por Grecia pero que al contemplar Delphos vio "que allí estaba ella".

Nos recuerda Marta el verso de Sophía: "Y aprendí a vivir en pleno viento" que le marcó y nos lee un primer poema de La palabra esperada: "Adriano habla al cuerpo muerto de Antinoo":


De su primer libro, de una poesía más breve, más concisa a este de poemas más largos, más en la tradición.

Nos dice que le cuestan los poemas largos, como autora y como lectora.

Pregunta Paco Fenoy por un poeta partisano que dicen es mejor que el poeta, premio Nobel, Yorgos Seferis. A Marta le parece mejor Yorgos. Aure es de la misma opinión.

Hablamos de lo poco conocida que es en España la poesía griega actual. Horacio aporta que Horacio Castillo, un profesor de griego moderno tradujo al español muchos poetas griegos.

Seguimos con la lectura de poemas y Marta pregunta qué hubiera pasado si Odiseo no hubiera conocido a Circe... no habría alcanzado Ítaca. Lee los poema "Circe" y "El destierro de Safo":


Aure dice que la cultura helenísitica que tiene Marta no es pedantería. Ciertamente, es un verdadero placer escucharla hablar de Mitología y de Grecia.

Sobre el hecho de escribir, Marta nos apunta que "el libro nunca se acaba". El libro no tiene sentido sin la mirada del otro. Eso es muy griego, el sentimiento de hospitalidad.

María Eugenia López interviene y cuenta que hay una traducción de Losada de Safo muy buena. Marta añade que Aurora Luque tradujo a Safo en Acantilado. Marta prefiere mucho esta traducción.

Y afirma que de Aurora Luque, "Los limones absortos", le parece un poema bellísimo.

Iniciamos la lectura de su tercer libro "En las aguas de octubre" (Bartleby, 2016), título tomado de un autor portugués: Pinto do Amaral.

A 30 km de Atenas está el santuario de Eleusis. Cada año se realizaba una peregrinación al santuario que partía del cementerio de Keramikós. Nos habla del mito de Perséfone, secuestrada por Hades. A Eleusis se iba para ver a Perséfone.

Nos anota un libro Hieros logos. Poesía órfica sobre los dioses, el alma y el más allá de la Ed Akal. Literatura órfica, edición de Alberto Bernabé. Nos recomienda este libro.

En las aguas de octubre, apunta Marta, hace referencia a ese peregrinaje a Eleusis porque se hacía en octubre: un viaje por la muerte para llegar a la vida.

Nos lee dos poemas:

"Eleusis"


Y "Cementerio de Keramikós"


Nos lee un poema más, del que no tenemos el vídeo, titulado "Locanda Daniel", el alojamiento de Florencia en el que vivió mientras visitó la ciudad. Este poema es de 2006. Es el primer poema que escribió para este libro y lo escribió en la ciudad de Florencia. Nos cuenta el proceso de escritura de "En las aguas de octubre" en este vídeo:


Hablamos sobre el turismo desbocado que provoca que la gente viaje sin respetar, sin apreciar lo que ve. El turismo de masas no respeta la cultura.

Nos regala un nuevo poema de este libro: "La isla del último adiós"


Habla Marta de María Poliduri, poeta griega que murió con 28 años (1902-1930). Lee el poema "Sotiría" (que significa Salvación en griego) y era el nombre del sanatorio donde estuvo ingresada en los años 20 por su tuberculosis. Amante de Kariotakys. En este vídeo podemos escuchar lo que Marta nos cuenta de Poliduri y Kariotakys y el poema:


David Lerma comenta la unidad del libro.
¿Cómo pensaste el libro?, pregunta María Eugenia. "Como un recorrido, un itinerario desde la oscuridad hasta la luz", responde Marta.

Añade David que la habilidad consiste en decir grandes cosas de manera sencilla.
Horacio Herrera habla de la interiorización del mito: "La inmensa sabiduría existencial del mito", concluye.

España sufre un retraso del avance de la ciencia, por negación del mito frente a la interpretación religiosa. Sólo se salvó de esa deriva por el Desastre del 98, sobre todo en Narrativa.

Decía María Zambrano, aclara Marta, que "España es un país adolescente", un país que no se hace cargo de nada. El peligro es que está siempre a la espera de un Mesías. Con el peligro que eso significa ahora.

"Estamos en un mundo fracturado", dice Marisol. Se tiende a la banalización y a la fragmentación.

Hablamos de la poesía que tanto se vende ahora: autores youtubers que no son poetas y que venden cientos de libros. Se banaliza también la poesía.

Cerramos la lectura de "En las aguas de octubre" con el poema "Miradouro de Sophía"


Le pedí a Marta López Vilar que trajera poemas inéditos. Nos trae poemas de un libro inédito: "El gran bosque" que surgen de su experiencia en Deurecen (Hungría). Es la segunda ciudad en importancia del país. Un páramo absoluto, nos dice, en invierno todo está cubierto de nieve. Su estancia en Hungría le marcó negativamente, lo pasó verdaderamente mal. Nos cuenta la tensa situación social, xenófoba, contra el extranjero.

Son poemas en prosa, muy telúricos, muy de nieve... Lee los poemas siguientes:

La llegada,
El hambre,
Y era de noche,
La letra,
Amanecer,
Los torrentes,
El corazón,
La pregunta,
Sin título,
Al otro lado,
El pequeño pájaro,
El arbol.

Todos ellos recogidos en el siguiente vídeo:


Habla David de las correcciones.
Marta responde que cuando ya no puede corregirlo más, deja reposar el texto unos meses.

Dice María Eugenia que hay un espíritu griego en este texto de "El gran bosque" también. Esa idea de intentar recuperar el mar.
David interviene a raíz de esto para recomendar una película: "Patterson". La belleza, la poesía aparece en determinados momentos.

Acabamos casi ya el encuentro pero antes hablamos de su trabajo como antóloga. (Tras)lúcidas, una antología de poesía escrita por mujeres que recoge las voces de 29 autoras nacidas entre 1960 y 1986, editada por Bartleby. Cuenta con un magnífico prólogo-estudio de la propia Marta.

Hay poetas conocidas y otras menos. Hay dos novedades: una, que pidió que le facilitaran poemas inéditos y dos, que hay poetas en lenguas cooficiales: euskera, gallego, catalán, valenciano.

Le pido permiso a Marta para leer uno de los poemas de la antología, el de Miren Agur Meabe, titulado "Un recuerdo".

Aure ha traído a Marta su libro sobre Odiseo: "Telémaco, el sur de otra vida" y lee, yo se lo pido, el poema "Así cantaban las sirenas".

Terminamos hablando de la poesía escrita por mujeres que tanto se ha silenciado pero que es necesario seguir destacando: Elena Martín Vivaldi, Ángela Figuera...

Gracias, Marta López Vilar. Gracias por compartir este encuentro.

Hemos aprendido, hemos disfrutado de tu poesía y de la conversación. Hemos alcanzado las 9 de la noche y todos estamos de acuerdo en que se nos ha hecho corto. Gracias, Marta.

Javier Díaz Gil
26 de febrero de 2017











Nota: Para más información podéis consultar la entrada que dedicó nuestra compañera Rocío Díaz Gómez a la visita de Marta López Vilar en su blog. Pinchad en este enlace.

domingo, 12 de febrero de 2017

16ª Jornada/X año: Miércoles, 1 de febrero de 2017

La poeta argentina Mª Eugenia López en su segunda visita a la Tertulia "Rascamán"
junto a Javier Díaz Gil, poeta y coordinador de la misma.


Nuevo encuentro con la poeta argentina Mª Eugenia López en la Tertulia Rascamán


El 11 de marzo de 2015 tuvimos la suerte de contar en nuestra tertulia con la visita de la poeta argentina Mª Eugenia López. Podéis ver la crónica de aquel día en este enlace.

Transcurridos casi dos años, volvemos a tenerla entre nosotros, con un nuevo libro bajo el brazo que hoy nos presenta: Carlinga, escrito a cuatro manos junto al poeta chileno Javier Norambuena.

En este día compartimos encuentro con Mª Eugenia: Paco Fenoy, Cinta Guil, Marisol Elizari, Javier Díaz, Rocío Díaz, Isa Morión, David Lerma, Ana González y Alberto García.

He preparado un breve texto para presentarla que leo y cito aquí:

El diccionario de la RAE define CARLINGA como: 

f. En el interior de los aviones, espacio destinado para la tripulación y los pasajeros. 
Este nuevo libro de María Eugenia López es una invitación al viaje, una invitación a la palabra. 
Este avión está pilotado por dos poetas, una argentina, María Eugenia López y un chileno, Javier Norambuena. Hoy tenemos la suerte de que nos vuelva a acompañar en nuestra Tertulia el 50% de la tripulación.  
María Eugenia López (La Plata, 1977). Publicó Bonkei (La Plata, 2004; Sâo Paulo, 2014), Sybille Schmitz (plaquette, Santiago de Chile, 2007), Arena (México, 2009), Jirones de París (Barcelona, 2014), Carlinga (La Plata, 2016) y en diversas antologías, revistas y sitios web. Algunos poemas suyos fueron traducidos al portugués, francés, inglés y catalán. Fue seleccionada por los poetas Daniel García Helder y Diana Bellessi para participar de sus talleres de clínica literaria (2003 y 2004, respectivamente). Participó en numerosos festivales internacionales. Ha dictado talleres de literatura en la Unidad Penitenciaria Nro. 18 de La Plata. Ganó el primer premio del concurso de poesía “Joaquín V. González” de la Universidad Nacional de La Plata, en el 2007. 
Leo en Internet que este diccionario sudaca, como ellos mismos lo definen nació de observar un elefante en un zoo. No es extraño que la primera letra de este abecedario sea la A de animal.
Cada letra se ilustra con un texto de cada autor.
¿Cómo se eligieron las palabras? Luego nos lo contará Mª Eugenia. 
Tuvimos ocasión de escuchar alguno de ellos el pasado mes de marzo en nuestra Tertulia.
Un proyecto arriesgado en el que inevitablemente el lector comparará ambos textos y entenderá que pueden complementarse. Los textos líricos, surrealistas, sutiles, plenos de imágenes sensoriales de María Eugenia en las que no faltan los diminutivos, las referencias a los animales se complementan, como digo, con un paso más allá: lo fragmentario, el discurso casi onírico, la sonoridad, la creación de imágenes estupefacientes, la atmósfera, el discurso no necesariamente racional de Javier Norambuena.
Este diálogo entre ambos pilotos se enriquece con la visión de los lectores, los pasajeros de esta carlinga. 
Si hay en María Eugenia una descripción lírica del mundo, en Javier hay una búsqueda de la creación. En el fondo late una poética, de dónde nacen las palabras, la escritura como vehículo de comunicación, de reconocerse frente al mundo. 
Los animales que habitan cada texto: moscas, elefantes, chcicharras… lo escatológico, frente al hombre/la mujer que los mira. 
Este libro que nos trae hoy María Eugenia López es un ejemplo de su versatilidad. La hemos escuchado poemas sobre comida, sobre feminicidios, sobre amor. La poesía puede estar en todas las materias.  
Hoy tenemos la suerte, decía de volver a tener con nosotros a María Eugenia. Escucharemos los poemas de este libro y nuevos inéditos.
Bueno, pasajeros, abróchense los cinturones que despegamos.

Iniciamos la Tertulia y le pregunta León si ella conoce, siendo del hemisferio sur, la Cruz del Sur y la Nube de Magallanes. Claro, dice ella. Lo que le pareció extraño, cuando estuvo en Tijuana (hemisferio norte), fue no encontrarlas en el cielo.

Nos explica qué es la clínica literaria. Una vez terminado un libro se le da a alguien para que lo revise. Hablamos también sobre sus talleres literarios en la prisión. Sus palabras las recogí en este vídeo:


Hemos recogido en vídeo muchos poemas y reflexiones de la autora.

Mª Eugenia López ha seleccionado una serie de textos de su libro Carlinga. Inicia su lectura con C de Chorreo:


Hablamos de la inmigración. Ha utilizado en este texto a Jesús como símbolo de clandestinidad, lo equipara a los emigrantes. 
Cinta apunta que se ha encontrado un Evangelio en el Metro que está roto: le falta el trozo que recomiendan al principio del libro que lean los que tienen miedo de perder la paz y los que están en momentos de peligro. Curioso.

Isa Morión recuerda a Casaldáliga, poeta de los pobres, obispo defensor de la Teología de la Liberación.  

Leo yo el texto correspondiente a C de Chorreo de Javier Norambuena para mostrar las diferencias de estilo de ambos autores.

¿Cómo organizaron la escritura a medias Norambuena y ella? Escuchemos su respuesta:


Nos cuenta Mª Eugenia que la idea de este diccionario sudaca surgió porque una vez vio un documental sobre el abecedario de Deleuze. Lo cuenta en este vídeo:


Continuamos leyendo textos y Mª Eugenia ha seleccionado ahora K de Kermés. Kermés que en el diccionario de la RAE encontramos que tiene un origen del francés y que provine del concepto "misa de Iglesia" y entronca, sin ella haberlo premeditado, con el sentido religioso del texto:


"Escribo poesía porque es mas barato que hacer cine", nos dice Mª Eugenia López. León le ha comentado que su poesía es muy visual, a veces como un travelling.

Hablamos de la Santa Muerte, de las calacas, de México...


Le pregunto si cuando escribe, luego descubre que el texto le dice cosas que ella no sabía o que no había sido consciente de esa otra interpretación. Ocurre a menudo, nos confiesa. 

"Cuando uno nace, la lengua le enseña el mundo donde va a vivir", le dijo un profesor de Letras una vez. La lengua que hablamos ya nos hace interpretar el mundo de una determinada manera.

Lee ahora de Carlinga también, L de Límite y leo yo el mismo texto de Javier Norambuena del que no tenemos el vídeo pero sí del siguiente que leyó, M de Músculo:


El poeta es lo que devuelve el poema.
Hay poetas, nos dice, empeñados en crearse una imagen de poeta.

Seguimos escuchando un poema más: Q de Quiebre:


Cuando empezó a estudiar Letras en la Universidad le decían:

1. El que quiera escribir que se vaya y busque un taller literario.
2. La inspiración no existe.

Dos cosas horribles, nos dice.
Sobre la inspiración afirma que hay que vivir, leer y trabajar el texto. Hablamos sobre la inspiración:


"Junto mugre para luego tirarla en casa"... Qué bueno.
Para Mª Eugenia no hay una hora determinada para la escritura, hay ambiente.

Pregunta Marisol sobre dónde y cuándo surge la voz propia. Surge por oposición después de copiar primero al poeta que más te gusta:


Volvemos al libro para leer ahora Z de Zoológico, último texto de este abecedario:


León advierte que hay una clara influencia mexicana en el texto, yo asiento también tras preguntarme Mª Eugenia que si yo lo había advertido. Claramente, nos dice, alguno de los textos se escribieron en Tijuana y muchos de los temas son propios de todo el continente.

Yo tengo marcados algunos textos de Carlinga que me gustaría que leyera también. Así lo hace con U de Uña:


F de Fantasma (que yo interpreto como un tsunami):


P de Procesión (Aquí, es el himno nacional argentino cruzado con el bombardeo en la Plaza de Mayo del golpe de estado contra Perón en el año 55, nos lo explica en el vídeo también):


Y, por último, antes de pasar a los poemas inéditos que nos ha traído nos lee S de Siniestro:


"Escribo para sacar lo feo, objetivar lo que se ve", afirma. Aure comenta que así es, que Mª Eugenia objetiviza y que no utiliza el yo.

Dice que cuando tiene que escribir sobre algo lee "una biblioteca". Para escribir sobre lo siniestro leyó a Freud.

¿Qué escribiste después de este libro?, pregunto.

Una serie de textos que ella llama "Poemas de la desilusión cívica". Es una respuesta a la acentuación de la desigualdad en Argentina y en el mundo. Nos ha traído tres poemas inéditos:

- "Descolgaron al roto..."


- "Y entonces están sus dos mitades de naranja..."


- "En la habitación 216..."


Se ha acentuado el fascismo en Argentina, afirma, de eso habla este último poema. El racismo, los blancos y los negros...

Mª Eugenia López que practica esgrima ha cambiado el florete por la espada. El florete, que nos contó entonces, tenía mucha relación con la poesía porque tocaba los puntos vitales. ¿Por qué ahora la espada? le pregunto. Y nos habla de ello y también de la necesidad de volver a la Naturaleza:


"Hay que protegerse ahora más."

Estamos acabando este encuentro y le pido que lea un poema de Carlinga que me gusta especialmente: N de Nombre.


Agradecemos mucho a Mª Eugenia su compañía. Hemos disfrutado este encuentro, ella también ha estado a gusto, me dice.

Los rascamanes pedimos que nos firme su "Carlinga", ha traído algunos ejemplares.

El vuelo ha sido magnífico.

Gracias Mª Eugenia López, es una alegría volver a encontrarnos en Madrid.

Javier Díaz Gil
12 de febrero de 2017


















Algunas imágenes más del encuentro:














domingo, 29 de enero de 2017

15ª Jornada/X año: Miércoles, 25 de enero de 2017


La palabra otra vez como refugio


El invierno ofrece a menudo rasgaduras en su manto de nívea desolación. La literatura constituye uno de esos refugios formados a la sombra del frío y, al contrario que el amor, no desarrolla espinas, como los erizos de aquella famosa parábola de Schopenhauer. Es complicidad, amistad, lo que se percibe a mi alrededor, en el sótano de la madrileña Cafetería Santander, lugar de reunión de la tertulia Rascamán, que coordina el poeta Javier Díaz Gil. 

La literatura sabe mejor aderezada con unos deliciosos bollitos de coco y chocolate, incluso para constituir el telón de fondo de un poema en el que el violín se convierte en símbolo corpóreo de la soledad. La soledad: el embrujo que envenena una serie de haikus que todos tratamos de interpretar a nuestra manera, porque, como dijeron Eco y los teóricos de la recepción, una misma obra puede acoplarse a un número variado de interpretaciones en función de sus lectores. De lectores y bibliotecas, de la palabra escrita como refugio del olvido, habla un emotivo relato por el que pasea el recuerdo de María Moliner. Fue Juan Goytisolo quien nos instó a no obsesionarnos con la idea de la interpretación al enfrentarnos a un texto literario, quien quiso pedirnos una oportunidad para el misterio. Como el misterio que representan los guantes perdidos, desparejados para siempre, que una voz sabia quiso emparejar con la literatura esta tarde de enero, la misma que vagaba en una habitación donde los cuerpos muertos de las mariposas aullaban. También aúllan los cuerpos que van a morir en una guerra, frente al pabellón de fusilamiento, aunque entonces pueda ocurrir, de forma cruel y cierta, que el arte pictórico se eleve a una dimensión sagrada, casi cósmica, y seamos capaces de comprenderlo. En otras ocasiones el arte visual, como el de Escher, engendra la inspiración para unos versos en los que los espiráculos de los cetáceos pueden jugar al ajedrez y los finales se subordinan a los espacios blancos. Otros finales nacen al borde de una cama, tras el divino aviso de un reloj despertador que radiografía al amor –y al desamor-. Amor en los ojos de un niño que quisiera haber sonreído pero dormía en un canasto de juncos, condenado a olvidar. Igual que un antiguo agente inmobiliario olvida sus crímenes si con ellos puede pagar la matrícula de la universidad para sus hijas. Incluso los dramas tienen una dimensión cómica y alocada –que se lo digan, si no, a Jardiel- cuando una bofetada es la causante de una parada cardiovascular y el reencuentro del amor fraternal. Una paradoja similar a la de que un teléfono móvil, el culmen tecnológico de la comunicación, acentúe los abismos generacionales a los que se enfrentan las relaciones sentimentales. Abismos que, sin embargo, nunca serán comparables a la oscuridad que aísla la presencia de realidades tan constantes en nuestro ahora como la anorexia o la bulimia. 

Sí; el invierno tiene a menudo rasgaduras. La luz no nos engaña, pero sí la palabra, que es hoguera y sueño, mundo y refugio. En la tertulia Rascamán lo saben bien, y hoy me lo han vuelto a enseñar.


Marina Casado
25 de enero de 2017

domingo, 15 de enero de 2017

13ª Jornada/X año: Miércoles, 11 de enero de 2017


La gripe y la vuelta al cole de la Tertulia

Retomamos la Tertulia después de las vacaciones navideñas.
Hoy han avisado algunos rascamanes que bien por la gripe o por otros compromisos no podrán estar en esta primera Tertulia de 2017.

Aun así, esta Tertulia tiene de maravilla que cada miércoles es distinta, por la gente que la compone que aporta su granito particular cuando viene y le da un brillo distinto cada semana. Cada Tertulia es distinta siempre a las demás.

Hoy ha ocurrido y el año nuevo nos ha traído el regreso de María Juristo, de Marisol y de Primitivo, a quienes hacía semanas que no veíamos. Nos ha alegrado vernos.

La "comisión permanente" de la Tertulia somos hoy, digo. Pero no hemos sido tan pocos, pues a los tres anteriores y al que esto escribe, se han sumado Aureliano, Juan Manuel, David, León y Ana Gonz. Nueve rascamanes para empezar el año.

La semana próxima seremos ya casi el "pleno del Congreso".

Cuando somos menos, la conversación se sucede con más facilidad y hablamos más. Hablamos de la Navidad, de las vacaciones, de la crisis económica y de valores, de la falta de solidaridad... De qué ha sucedido para que nadie se queje mientras nos han reducido los derechos, el sueldo, las ganas de reivindicar...

Es una situación global, no sólo está ocurriendo en España. Marisol nos cuenta que acaba de regresar de Berlín. Les tuvieron 20 minutos en las pistas esperando para subir al avión a -7ºC y nadie se quejó. Sólo ella se quejó y se dirigió al personal de Iberia Express para pedirle explicaciones. Había gente en el grupo que incluso la miraron mal por quejarse. El personal de Iberia le informó que pagan por minutos el uso del mostrador de embarque y que para no seguir pagando los sacaron a la pista. 20 minutos a 7 grados bajo cero.

Es un ejemplo de lo que sucede...

Muchos de esos viajeros agarrarían una buena gripe, seguro.

Aure que ha llegado el primero nos lee el poema "Vivir, sobrevivir". "Es un poema de los 80", dice, refiriéndose a su propia edad... 

Vivir, sobrevivir
ni un día más
de lo que sea necesario...

Luego nos regala un segundo poema de la serie del circo que está escribiendo: "La mujer bala".

Le corregimos un par de versos en este poema y en el anterior Juan Manuel le sugiere suprimir un verso y lo cierto es que funciona mucho mejor el poema.

"No me atrevo a corregir al maestro" dice Primitivo. Y Aure, generoso, le responde que siempre somos aprendices, siempre tenemos algo que aprender.

María Juristo, alegre de regresar a la Tertulia después de un tiempo, nos avisa de que debe marcharse un poco antes pero es su turno ahora y hay tiempo de disfrutar escuchándola leer la continuación de un relato largo que comenzó en una Tertulia anterior: "El niño que perdió su nombre". Pertenece a su libro "Trilogía de cuentos oníricos".

Retoma la lectura a partir del párrafo: "Milord, aquí no estaba mi nombre, ¿verdad?" 

Detiene la lectura justo cuando el niño se marcha del pueblo, "lo terminaré de leer en la próxima Tertulia".

Nos confiesa que el pueblo que aparece en el relato se lo inspiró el que sale en la película "Brigadoon", donde se cuenta la historia de un pueblo que aparece cada cierto tiempo y que cuando lo hace está en fiestas. 

Juan Manuel y Marisol no traen nada para leer. Pero Marisol nos cuenta que le han hackeado su correo de gmail y ha perdido su nube. La cosa suena poética si no fuera porque ahora, mientras no lo resuelva, no puede acceder a sus relatos.

Es mi turno. Rescato un poema de hace cinco años titulado "Berlín, octubre, 2011". Lo he elegido porque Marisol, como decía, acaba de regresar de esa ciudad y esperaba la nieve. La nieve que también esperaba en el poema y llega en el verso final.

Les ha gustado.

Leo también el poema "Tiempo", que he publicado en mi blog para cerrar 2016. Es mucho mejor el anterior. Debo darle una vuelta a éste, tienen razón en que debo trabajarlo más.

Aure y Juan Manuel se marchan a la tertulia del Círculo.

Primitivo toma la palabra. Ana Gonz y él no se conocían, no habían coincidido en ninguna Tertulia. Ambos tienen mucho en común... terminan hablando de Galicia. Lee Primitivo "Fraternidad polifónica":

¿Qué música podrá sanar
de espanto la inocencia?

Lee otro poema, "Alquimia" con un comienzo muy bueno:

Para que algunos átomos sin forma
se truequen en diamante...

Y le animamos a leer un tercero, "Sin perdón", un poema que habla de la pederastia: "No me pidan que me incline a la clemencia"... Le decimos que es muy complicado tratar este tema en un poema si no es con rabia, demoledor.

David no ha traído nada pero nos cuenta que sigue escribiendo su novela nueva. Nos recomienda una película canadiense "La llegada", le ha gustado mucho. Ana Gonz nos recomienda otra: El ciudadano ilustre".
David sigue el capítulo de recomendaciones con uno de los primeros libros de Javier Marías, "Corazón tan blanco", que le ha intrigado página tras página.

Marisol recomienda "Patria" de Fernando Aramburu. Yo también lo estoy leyendo ahora y me está gustando mucho. 

Sale en la conversación Eduardo Galeano y el texto "Los nadies". Lo localizo en Internet y leo el texto. Qué final:

"Los nadies,
que cuestan menos
que la bala que los mata."

Y, ojo, aviso a navegantes: David Lerma presenta su novela "Tiempo de Orquídeas" en Libertad 8, el próximo lunes 23 de enero a las 19.00 horas. No podemos perdérnoslo.

Turno de León. Nos cuenta cómo fue su presentación en Albacete de su libro "Tras las huellas de Al Andalus" en diciembre y que tiene un proyecto para retomar la escritura de cuentos de terror después de 30 años. Hizo en esa época una serie de cuentos que se publicaron y tuvieron mucho éxito, especialmente en Latinoamérica. De Chile es de donde le han pedido el cuento. Tiene ya una idea para escribirlo. El próximo miércoles, nos avisa, traerá un cuento de terror de entonces que le gusta especialmente. Estaremos bien atentos. 

Cierra Tertulia Ana Gonz que trae un poema de su serie de verbos en pretérito indefinido. "Poemas indefinidos" le sugiere León como título a la serie...
Se titula éste, "Volviste" y comienza:

"Y los camellos llevaban
oro en sus cuellos..."

Levantamos acta de la sesión de la "Comisión Permanente" de la Tertulia de hoy. Nueve rascamanes, lo hemos comprobado de nuevo, dan mucho de sí.


Javier Diaz Gil
15 de enero de 2017